Círculo de Reporteros Gráficos de Venezuela - Carabobo | Historia
Sitio dedicado a promocionar y reconocer la importancia del Círculo de Reporteros Gráficos de Venezuela seccional Carabobo, en el acontecer noticioso.
Círculo, Reporteros, Gráficos, Periodistas, Periodismo, Fotografía, Cámaras Fotográficas, Lentes, Visor, Objetivo, Teleobjetivo, Noticias, Periódicos, Revistas
8
page-template-default,page,page-id-8,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,qode_popup_menu_text_scaledown,transparent_content,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

Historia

Historia del nacimiento del CRGV nacional

Al hablar del reporterismo gráfico en Venezuela, indudablemente tenemos que vincularlo con la historia del periodismo y recordar a un venezolano nacido en Barinas en 1886. Ese venezolano fue Enrique Avril, primer reportero gráfico y corresponsal de la especialidad en nuestro país.

“El Cojo Ilustrado” es testigo de sus extraordinarias fotografías, las cuales reflejan no solo los paisajes y las bellezas de la geografía venezolana, sino también los estragos de la guerra castrista.

Enrique Avril comparte la época con Federico Lessman, Pedro Manrique, Manuel Trujillo Durán y Luís Felipe Toro, entre otros.

Luís Felipe Toro, quien publicara sus fotografías en la revista Billiken, ingresa a “El Nuevo Diario”, donde destaca en su material el reflejo de la vida caraqueña a comienzos del siglo XX y Luís Felipe Toro tiene la primicia de fotografiar a las grandes personalidades de todas las esferas y posiciones sociales.

Para 1930, la inquietud por la gráfica en los periódicos comienza a verse como una necesidad y surgen con frecuencia en “El Heraldo”, “La Esfera” y “El Universal”, algunas fotografías sometidas a la censura del régimen de Juan Vicente Gómez.

En 1935, surge una nueva perspectiva para el periodismo. Al morir Gómez, florecen en Venezuela los primeros aires de libertad, el periodismo comienza a escribir su pensamiento libremente y el reportero gráfico a plasmar las más crudas realidades con la inigualable objetividad de la fotografía.

En el “Diario Ahora” es donde comienzan a aparecer los personajes, más importantes de la fotografía periodística, como Luís Noguera, Juan Avilán, Emilio Ugueto y José Noguera. Este grupo de profesionales va creciendo al lado de meritorios periodistas. El 20 de agosto de 1941 se funda la Asociación Venezolana de Periodistas (AVP), en una reunión que contó con la presencia de 69 profesionales. En el Acta Constitutiva de la AVP firman cuatro (4) reporteros gráficos y son ellos, Luís Noguera, Francisco “Gordo” Pérez, Jaime Albanez y Juan Avilán.

A principios de mayo de 1943, Francisco J. Avilán, en su condición de secretario de Previsión de la AVP, cursa una convocatoria a todos los fotógrafos que para la época trabajaban en periódicos y en otros organismos, porque consideraba que los reporteros gráficos eran los más necesitados de previsión social. El 6 de mayo de 1943, se reúnen en el local de la AVP la casi totalidad de los fotógrafos convocados y se forma el Círculo de Reporteros Gráficos de Venezuela (CRGV), organismo adscrito a la AVP.

Los reporteros gráficos que estuvieron presentes en la asamblea constitutiva fueron: Juan Avilán, Luís Noguera, Bernardo Dolante, Castro J. Noguera, Alberto Avilán, Miguel León, Carlos J. Flores y Juanito Martínez Pozuela. Jaime Albanez no pudo estar en la reunión por encontrarse trabajando.

Días después de haberse constituido el CRGV, la satisfacción de ser en la actualidad la organización periodística más antigua del país, desde el punto de vista de fecha de fundación.

Ya funcionando como organismo gremial, al Círculo le corresponde jugar papel importante dentro de las decisiones gremiales, al lado de la AVP.

En 1946 se realiza la Primera Convención Nacional de Seccionales de la AVP y en ese evento se habla de la colegiación periodística obligatoria y sobre todo, se habla de la Escuela de Periodismo, la cual se logra por decreto de la Junta Revolucionaria de Gobierno del 24 de octubre de 1946.

En la escuela de periodismo no se incorporó como carera el reporterismo gráfico, tampoco se justificaba por los pocos profesionales de la época, pero a medida que la Escuela iba evolucionando, no se llegó a ver el interés por hacerlo, al extremo que hoy es una necesidad inminente y es uno de los problemas que el Círculo no ha podido resolver para el beneficio de sus afiliados y de la legalidad de las generaciones de relevo.

que una inmensa cantidad de profesionales ingresaron al Colegio Nacional de Periodistas (CNP) en razón a la Disposición Transitoria contenida en el Artículo 43 y que estos miembros carecen de preparación académica y aunque sean colegiados ejercen el periodismo de manera autodidacta, se establecieron los Estudios Universitarios Supervisados en la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela.

Fue durante la gestión de Gilberto Alcalá al frente del CNP cuando se produjo en 1981, una reunión en la que participaron Carlos Jaen y Rafael Requena por el CNP y Juan Páez Ávila en representación de la Escuela de Comunicación Social de la UCV donde se habló sobre la necesidad de abrir los cursos de estudios Supervisados. Este proyecto tuvo buena receptividad por parte de las autoridades universitarias, pero fue poca por parte de los periodistas colegiados no universitarios.

Esta situación resultó beneficiosa para el CRGV, toda vez que a través de su presidente Rigoberto Trujillo, se iniciaron las conversaciones con el CNP para que los afiliados del CRGV, graduados de bachiller, se les permitiera incorporase a dichos estudios sin estar afiliados al CNP. En 1986, durante acto especial efectuado en el auditorio del CNP, se iniciaron los estudios con clase magistral dictada por el rector de la UCV, Dr. Edmundo Chirinos, donde estuvieron presentes autoridades universitarias y directivos del CNP, del IMPP y del CRGV, además de los estudiantes.

Pero fue precisamente el CRGV el que reunió a sus afiliados, los llevó al estudio de bachillerato, logrando graduar a cinco promociones que luego de un trabajo muy duro en la Escuela de Comunicación Social de la UCV y el CNP, se ganan el reconocimiento para iniciar los EUS. Son precisamente estos profesionales de la cámara fotográfica los que se han mantenido hasta el final de la carrera para culminar con todas la de la ley el feliz objetivo que se habían trazado.

Quiero referirme ahora a las seccionales del CRGV. Fue durante el período de la Junta Directiva Nacional correspondiente al lapso 1958 – 1959, cuyo secretario general era Fernando Mora Saavedra, cuando se autorizó su creación, siendo las primeras de ellas, la del Zulia y la de Lara. En los primeros días del mes de diciembre de 1958, se establecieron contactos con Arturo Bottaro de Maracaibo y Alejandro Rojas de Barquisimeto, comenzando a funcionar estas seccionales con 20 afiliados la de Lara y con 40 la del Zulia. Posteriormente se continuaron fundando las demás, hasta llegar a 24, que es el número actual.